Publicidad
Viernes, 02 Septiembre 2016 18:17

Este viernes, Resolution 88 en la mítica Sala Clamores. ¡¡¡Una locura total!!!

Escrito por  Publicado en Conciertos recomendados 2016-2017

"¡No hay absolutamente nada parecido a estos chicos hoy en día!", Craig Charles (The CC Funk & Soul Show)

"¡¡¡Una locura total!!!", Adam Moses (Jazz re:freshed)

Tras el exitoso 35 aniversario de la mítica Sala Clamores durante todo el mes de julio, nos preparamos para la vuelta del verano con una programación de lujo durante el mes de septiembre.

Es sorprendente cómo el paso de las décadas no merma la pasión que este instrumento sesentero -de protagonismo setentero- desata en las generaciones venideras y sigue inspirando a todo tipo de músicos que fusionan su particular sonido con corrientes actuales, amalgamando estilos y forjando nuevos talentos. El Suitcase Rhodes mk1 88 es la pieza angular de esta arquitectura casi fractal de ondas sonoras palpable en cada corte del disco, editado en cd, digital y un maxi de vinilo.

Tom O’Grady, líder y compositor de la banda, descubrió este instrumento en su adolescencia más temprana, tras escuchar la discografía de Jamiroquai. No paró hasta conseguir un mk1 Stage Rhodes de 1978 original que conectaba al ampli de su Hi Fi. Ya en la universidad, gastó el presupuesto que tenía destinado al curso en comprar una Suitcase Rhodes que vendían en Dallas y donde encontraría su zona de confort. Según sus propias palabras ‘este modelo tiene un altavoz en lugar de soportes, con dos pares de bafles, un par de cara al público y otro de cara al músico. También dispone de vibrato en el preamplificador lo que hace que el sonido viaje de un altavoz a otro. Ese es exactamente el sonido que quiero, es celestial. No puedo describir lo bien que me siento al sentarme en uno de estos pianos, aunque el problema es que hay muy pocos bien conservados en la actualidad, sólo si se han utilizado para estudio, y son  muy difíciles de conseguir’.

Tom decide formar la banda en 2012 para tratar de interpretar sus propias composiciones. Cree firmemente que es parte de la responsabilidad de un músico dar vida a ideas creativas que surgen de su interior: ‘nadie será capaz de hacer la música que reside en nuestra mente/alma, así que depende de nosotros. La creatividad puede ser una regurgitación de ideas de otros, pero nuestra asimilación y adaptación intuitiva es única’. Desde Ravel a Chopin, pasando por Steve Wonder o Steely Dan, siempre le han interesado los cambios armónicos y los sintetizadores desarrollados en los años 60 y 70, cuando había menos tecnología. Quiere hacer funk instrumental con cambios complejos, partes bonitas con Rhodes, líneas de sintes picantes y una sección rítmica potente, sacrificando la omnipresente guitarra en favor de la percusión, la cual ensalza las melodías, subraya los espacios y añade poder a cada motivo rítmico de fondo.

Como no podía ser de otro modo, el primer álbum de Resolution 88 es una virguería sonora de funk jazz actualizado, cuyas armonías están elaboradas en su totalidad por los teclados, creando atmósferas cósmicas con sugerentes solos y líneas de saxo y sintetizadores que hacen olvidar por completo que es puramente instrumental. Una cuidada grabación, mimada al detalle, da como resultado el hecho que la mayoría de los temas estén grabados respetando al método utilizado por los clásicos, con tomas en directo, en una habitación con el sonido amortiguado. Se añaden algunos teclados en postproducción, pero la mayoría de cortes se han dejado enteros tal cual se tocaron en una toma, con la batería, percusión, saxo y bajo sin editar. Éste es el auténtico testimonio del talento de la banda, pura sinceridad que refleja las distintas personalidades del quinteto. La mezcla corre a cargo de todo un experto en Fender Rhodes, Dan Goldman, y la masterización de Bob Power le da el plus dimensional que merece. Cada composición es una historia original de instrumentos que hablan y que no se cuenta con palabras; una perspectiva distinta de lo orgánico con sorpresas constantes que mantienen en tensión positiva al oyente. 
 
 La tremenda calidad de estos músicos hace posible que el directo no difiera apenas del disco en un constante ir y venir de ritmos y notas, un diálogo entre instrumentos sin echar de menos para nada la voz. Estos chicos son de otro planeta, se nota que están curtidos en el escenario y son toda una (r)evolución del funk jazz.

Es un quinteto contundente de funk crudo lidiado por Fender Rhodes,  Bugz in the Attic.


Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad

¡¡¡117º RÉCORD HISTÓRICO CONSECUTIVO DE CEC Y SUS LECTORES!!!

¡En agosto sumamos 13 nuevos RÉCORDS HISTÓRICOS (y ya van 117 consecutivos): ¡Posición 42,722 MUNDIAL por primera vez en la Historia de CEC!

¡Superando ampliamente a la competencia directa, muy por encima de nuestros objetivos! 

Y lo más importante: ¡sin tirar de sensacionalismo, rumores, sucesos, polémicas absurdas, cotilleos, morbos, "carnes de cañón" y demás bajezas humanas! 

¡GRACIAS a tod@s por la confianza y por demostrar que otro mundo es posible en internet!

Fuente: Alexa.com, Medidor Oficial de Audiencias de internet

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios